Fortaleciendo a la Industria de Conservas Alimenticias desde 1985

Adelantan las tendencias en el desarrollo de productos para 2017

 Los consumidores suben su nivel de exigencia, la diversidad de oferta crece y todas las previsiones apuntan a que, durante el 2017, este contexto se agudizará, según un análisis realizado por AINIA Centro Tecnológico.

Estamos en una sociedad en constante cambio que afecta a las necesidades del consumidor y fomenta la aparición de nuevas tendencias. Mientras tendencias como lo “natural y saludable” van a continuar marcando con fuerza el desarrollo de nuevos productos y evolucionar hacia nuevas formas, otras irrumpen en el panorama actual.

1. Evolución del concepto saludable y natural
La fusión del concepto natural y saludable camina hacia una marcada preferencia por los estilos de vida más limpios y los alimentos verdes. Según Nestlé, la redefinición del concepto nutrición saludable pasa por un declive de las dietas de adelgazamientos, en favor de una nutrición positiva, estrechamente vinculada a los conceptos “natural y orgánico”. De hecho, según un estudio realizado por esta marca, el 58% de los Millennials estaría dispuesto a pagar  más por estos productos.

En relación a este tema, Mintel afina aún más y en su estudio Food & Drink trends 2017 afirma que cuando se trata de comer saludablemente,  la inclusión de verduras en la dieta es una variable aceptada mundialmente y concluye que: “la preferencia por los alimentos naturales conducirá al desarrollo de nuevas formulaciones veganas, vegetarianas y, en definitiva, aquellas enfocadas en las plantas”. De hecho, según este mismo informe, en todo el mundo se ha observado un aumento del 257% en cuanto a las afirmaciones veganas en los nuevos lanzamientos de comida y bebida.

La variable saludable no está reñida con el placer. Muy al contrario, el consumidor quiere disfrutar de los alimentos sin sentirse culpable por ello, de ahí la evolución que se está percibiendo en los postres con versiones 0% materia grasa y sin azúcares añadidos o los snaks o aperitivos saludables, elaborados con verduras. Lo que está abriendo un potencial enorme a la innovación  para crear alimentos saludables a base de plantas que ofrezcan mejor sabor.

Sin embargo, no sólo de verduras vive el hombre. Según el artículo de AECOC “El yin y el yang de las tendencias” la constante preocupación por la salud está disparando el interés por alimentos que incorporan propiedades saludables personalizadas, capaces de cubrir las necesidades nutricionales de pacientes que sufren determinadas patologías relacionadas con la dieta.

Para Mintel, la noche es el momento clave para el consumo de alimentos funcionales. A esta hora del día, la innovación de productos alimenticios se enfoca en ayudar al estresado consumidor actual a relajarse y recargar pilas. Pero también a mantener una sensación de saciedad durante toda la noche o alimentos funcionales con propiedades cosméticas que actúan durante varias horas.

2. Falta de tiempo y vuelta a lo tradicional, ¿cómo casan?

Mientras que los consumidores viven azuzados por un ritmo de vida donde el tiempo es cada vez más escaso, el tiempo, en el que se tarda en recibir, preparar y consumir un producto, supone una razón de peso en la toma de decisiones de compra. Según Mintel, los productos “On-the-Go”  o  “In-the air” han aumentado en el último año en un 54%.

Sin embargo, esta tendencia implica que los consumidores están buscando maneras más rápidas de consumir alimentos frescos, nutritivos y hasta cocinados de una forma lenta. En ellos, la calidad, tanto en la elaboración, como en el aporte nutricional, es un valor fundamental.
Esto favorece un giro hacia lo familiar. En otras palabras, el consumidor quiere saber más sobre los productos que consume y confía más en aquellos productos que guardan conexiones tangibles con el pasado. Lo que impulsará innovaciones de productos que “usan lo familiar como base a algo que es nuevo, pero reconocible”.

AECOC, en el citado artículo “El yin y el yang de las tendencias”, habla de una vuelta a lo rural en productos locales y de proximidad que puede relacionarse perfectamente por la preferencia de los productos agrícolas y las plantas, pero también por granos centenarios recetas y métodos de cocinado lento.  Pero en esta tendencia, tan importante es saber de dónde viene el producto, su trazabilidad y origen, como contarlo de la forma adecuada.

3. Dos targets, seniors y millennials

El target constituido por los mayores de 65 años continúa siendo tendencia. Como se señala en el artículo: “Tercera edad: planifica ahora el fondo de innovación para tus consumidores”, la tercera edad es un target en franco crecimiento cuyas características estimularán la innovación en nuevas formulaciones adaptadas a ellos, así como nuevos formatos para sus alimentos, packaging en incluso formas de comunicación.

Por su lado, los nacidos antes del final del milenio reúnen una serie de características que a su vez condicionan las tendencias en innovación de nuevos alimentos. Entre ellas podemos destacar su sensibilidad por la sostenibilidad y un consumo más ético, que está potenciando la tendencia en favor del desperdicio 0 y de la que también habla el informe Mintel. Una tendencia que se ve apoyada por las administraciones e industria alimentaria. Pero, entre sus características, también son destacables su gusto por lo “premium” y su absoluta dependencia tecnológica.

4. La digitalización
No podíamos dejar fuera este análisis la influencia que en las  diferentes tendencias de desarrollo de productos de alimentación tendrán las nuevas tecnologías de la información durante el año 2017.
•    Desde facilitarnos el trabajo innovador, posibilitando enfocar la totalidad de proceso de desarrollo de nuevos productos en el consumidor a través de plataformas de co-creación.
•    Las tecnologías de fabricación avanzada y la Food Industry 4.0.
•    Pasando por la ampliación de los canales de compra a disposición del consumidor y que están impulsando el desarrollo de nuevos formatos de alimentos que faciliten la entrega en casa del consumidor, tanto de materias primas, como de platos preparados o semi preparados.
•    Continuando con el uso de TICs para mejorar las experiencias de compra o que ofrecen la posibilidad de personalizar la oferta alimentaria mediante el big data.
•    Y siguiendo con el potencial de las TICs como herramienta de comunicación y engagement con el cliente. Entre otras muchas utilidades.

Fuente: Tecnoalimentalia:  Tendencias en el desarrollo de productos de alimentación para 2017 / www.ainia.es

Con información de: Énfasis Alimentación