El sector de alimentación y bebidas tiene el compromiso de brindar alimentos seguros, saludables y de calidad. Para ello, el FTS & Expo México te brinda enormes oportunidades a través de capacitación gratuita, para que conozcas los actuales desarrollos que satisfagan lo que buscan los consumidores, pero sobre todo lo que necesitan.

Los consumidores han comenzado a buscar opciones más saludables, tratan de cambiar su estilo de vida y buscan alimentos más convenientes. Por lo que, hoy se vive una tendencia hacia la salud y bienestar. Productores de alimentos y consumidores ahora convergen en lo funcional, delicioso y saludable. Alimentarse, ahora, es incorporar comida útil y deliciosa en el organismo que contribuya a la prevención de trastornos de la salud y se adapte a las nuevas necesidades de los consumidores.

El estudio “La revolución de los alimentos en América Latina” realizado por The Nielsen Company, muestra que los consumidores latinoamericanos están cada vez más preocupados por los problemas de salud y buscan alimentos locales, frescos y orgánicos. Las siguientes cifras así lo demuestran:

  • 75% Modifica su dieta para cuidar su salud
  • 63% Busca perder peso haciendo ejercicio
  • 80% Selecciona activamente alimentos que los ayuden a prevenir problemas de salud
  • 62% Está dispuesto a pagar un precio mayor por productos que los apoyen en sus metas de salud

Asimismo, hoy se pueden identificar cuatro tendencias que están contribuyendo a un mayor enfoque en la salud y bienestar: una población mundial que envejece, aumento de las tasas de enfermedades crónicas, aumento del auto-cuidado, tratamiento y prevención, y aumento de los consumidores cada vez más educados y conectados.

La sensibilidad a los alimentos también está influyendo en las preferencias alimentarias. Más de un tercio (36%), según los encuestados del Estudio Global de Nielsen, dicen tener una alergia o intolerancia a uno o más alimentos. Casi dos tercios de los encuestados globales (64%) dice seguir una dieta que limita o prohíbe el consumo de algunos alimentos o ingredientes, con tasas de respuesta en África/Medio Oriente (84%) y Asia-Pacífico (72%) más altas que el promedio. Los consumidores están adoptando una mentalidad de volver a lo básico, centrándose en ingredientes simples y menos alimentos procesados. Más de la mitad de los consumidores dicen que están evitando ingredientes artificiales, hormonas o antibióticos, los organismos modificados genéticamente (OMG) y bisfenol A (BPA).

El desarrollo de nuevos productos alimentarios se ha visto inspirado en los hábitos de los consumidores y el creciente número de personas que desarrollan enfermedades a temprana edad. La obesidad, los problemas cardiovasculares, colon irritable y la diabetes, son algunos de los males asociados con la alimentación y la actividad diaria. Muchas empresas han realizado investigaciones que identifican hábitos frecuentes y las consecuencias que tienen en el organismo. Asimismo, están en permanente creación de soluciones, a partir de los alimentos, para promover la buena salud y disminuir el riesgo de enfermedades.

Otro aspecto importante, dentro de esa demanda es un mejor etiquetado y diseño del empaque, ya que son factores que les sirven a los fabricantes para comunicar a sus consumidores los beneficios de sus productos. De aquí que la clave para crear un empaque exitoso es simplemente enfocarse en el consumidor, pues las tendencias globales marcan una pauta para el desarrollo de productos y éstos deben estar en línea con los cambios en los hábitos de consumo.

Conocer las tendencias en empaque es fundamental, pues hay elementos que se deben tomar en cuenta: la funcionalidad, protección del producto, facilidad de uso (practicidad), reciclado, trazabilidad, cualidades que los consumidores valoran al momento de elegir sus alimentos.

Usar las estrategias que proponen los últimos desarrollos en el campo de la ciencia a la hora de diseñar packaging nos permite alcanzar al máximo el potencial comunicacional que este tiene. Así, gracias a herramientas como el neuromarketing sensorial, podemos entender cómo funciona la percepción de formas e imágenes y cómo impactan en forma amplia en las personas que, a partir de ese impacto, elaboran su propia concepción.

En ese sentido, los fabricantes de alimentos que busquen proactivamente formas de mejorar los beneficios saludables de sus productos y sean capaces de ver la tormenta que se aproxima para aquellos productos que se identifiquen con alto contenido calórico, estarán un paso adelante y lograrán potencializar sus ventas en los años venideros. De igual forma, deben tener presente que todo envase debe impactar, destacarse entre sus pares y transmitirle al consumidor qué tipo de producto es y por qué debe elegirlo. Ahora bien, ¿cómo hacerlo?

Por Redacción Énfasis Alimentación

This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!